Mar. Abr 23rd, 2024

Visita de noche a las monjas

Hasta el último suspiro lo negó, pero él sin vacilación fue, Antonio, «Toño» o «toñito» queriendo así liderar el grupo, dijo «visitemos de noche el Colegio de las monjas francesas«.

La propuesta fue rechazada de la boca para afuera. Porque la simple idea de entrar al dormitorio de las internas y ver sus rostros dormidos como tiernos y finísimos tallos de helechos montañeros, era en extremo convincente.

Toño para liquidar las últimas resistencias a la aventura, informa algo conocido por todos: él tenía una hermana estudiando como «externa» en el colegio de las monjas francesas y ella dibujó y entregó un «croquis» del interior de la escuela.

Educación física y «hora Santa» en el colegio de las monjas

Eligen el jueves en la noche porque ese día había educación física además de «Hora santa», sumadas a las actividades académicas cotidianas y en consecuencia todas en el colegio estarían «requete dormidas» y en caso que quedarán encerrados podían esperar al día siguiente y huir.

Y así lo hacen, saltando la pared por la avenida Díaz Moreno, sintiendo adentro de inmediato ese olor a cera mezclada con incienso y tiza, quedaron petrificados al ver la sombra de la escultura de San Gabriel Arcángel con su espada en alto, corrieron y subieron por la gran escalera de cemento que terminaba en los salones del tercer año.

Sin ser descubiertos se sentía sorprendidos, era como escapar sin pagar una barquilla en la Heladería «Olimpia», un suspenso devorador, pasó un gato y entonces cayeron en cuenta que había luna.

Vencidos por el miedo, todos sin acordarlo abortaron la operación y horrorizados retrocedieron hasta volver alcanzar la calle, buscaron refugio en el «Ateneo» cercano y allí Toño expresó :» que feo todo» y subió a su moto Kawasaky, con la se estrellaría para siempre, quince días después en la Av Rotaría de «Lomas del Este», pobre Toño era tan joven.

Continúa leyendo esto: Del balcón al dron

Opinión: Douglas Morales Pulido.

Fuerza24

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *