Mar. Abr 23rd, 2024

Ni por las buenas, ni por las malas, al menos por ahora.

Es absurdo pensar que Maduro tranquilito aceptará entregar el poder mediante elecciones libres si le prometen que no será perseguido.

No solo es absurdo pensar eso, sino que también es necio creer que una verdadera organización entregará su empresa para disfrutar de «sus ahorros» que acumuló durante 25 años en el delito.

Para entender toda esta situación debemos estar claros que no estamos hablando de Maduro solamente, que en todo caso, sería la cara visible de ese entramado criminal. Nos estamos refiriendo a una auténtica organización con ramificaciones en muchas partes del mundo.

¡Maduro no es Maduro! él es todo un conglomerado que siempre luchará por las malas para mantener el poder. Hablar de elecciones, o imaginar una transición en paz es una quimera.

Amigos míos, esto no es una lucha jurídica ni política, estamos frente a una lucha contra el crimen organizado que tiene como ámbito de acción todo un territorio, donde existen «instituciones» que garantizan el ejercicio de las acciones del régimen. Los «poderes públicos» no controlan al régimen, claro que no, controlan es a los ciudadanos que pretendan desplazar al régimen. Los aparta, los inhabilita o los encarcela. Tienen normas y también funcionarios que las acatan so pena si no lo hacen, de también ser destituidos y enjuiciados.

Montesquieu y la separación de poderes quedó como lecciones de clases, pero no para su aplicación cotidiana. Para salir de este pantano hace falta mucho trecho por recorrer.

En algún momento se producirá un evento que pudiera marcar el inicio del desalojo, pero tenemos que entender que ese evento no lo producirá la oposición formal, sino que emergerá de las mismas filas oficialistas. Las páginas de la historia de las organizaciones criminales están llenas de desertores y traidores. Allí no hay principio sino codicia, por ahora se han mantenido unidas pero entre ellas no hay duda que hay fricciones e incomodidades.

La ambición existe en todas partes, algunos se cansarán de los mismos capos y pretenderán asumir el poder otros distintos pero de la misma estirpe maligna, al dividirse comenzarán las verdaderas negociaciones en las que probablemente se filtre algunas caras que promuevan el entendimiento para lograr la impunidad de una parte de los bandidos y el castigo para otros.

Mientras tanto la oposición seguirá surfeando para prevalecer, esperar que la brisa cambie para ajustar las velas. Y yo seguiré cumpliendo con la labor del agricultor que quizá no disfrute de la cosecha pero alguien en algún momento la  disfruatrá.

CONTINÚA LEYENDO ESTO: El 28 de julio fecha propicia para elecciones presidenciales en Venezuela

Fuerza24

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *