Mar. Abr 23rd, 2024

Venezuela aumenta su producción petrolera

Por José Grasso Vecchio

Según cifras de la OPEP, enero de 2024, la producción petrolera en Venezuela alcanzó a 841.000 barriles diarios, lo que implicó un aumento 39.000 barriles por días equivalente a 4,9%, en tanto que, comparada con enero de 2023, el incremento de la producción fue de 109.000 barriles, lo que representó un alza de 15%. Estas cifras son buenas e indican un proceso lento, pero sostenido de recuperación de la producción nacional de hidrocarburos.

Del total de barriles extraídos en 2023, aproximadamente 140.000 barriles corresponden a Chevron, lo que representa un 17%, beneficiaria esta empresa de la licencia otorgada por el gobierno de EEUU. Ese impulso de la producción en enero coincide con una volatilidad extraordinaria de los precios de los principales marcadores de los crudos a nivel mundial. En el caso de WTI, de cerrar el barril en US $75 en diciembre de 2023 el 15 de febrero rondaba los US $78.

Los contratos de exportaciones para febrero de este año sugieren que las exportaciones de Venezuela alcanzarían a 610.000 barriles diarios, buena parte de ellas negociada por Chevron, sin descuentos y con menores costos de fletes, lo que se traduce en mayores ingresos, una vez deducida la cuota parte de la deuda con esa empresa. Todo ello ayudaría durante este año a mejorar la posición fiscal y de divisas en un contexto donde se espera un aumento de la actividad económica y tasas de inflación más bajas.

Las autoridades de Venezuela se han trazado la meta de aumentar la producción hasta 1.000.000 de barriles diarios, lo que implicaría extraer más de 200.000 barriles por día en términos promedios, lo cual puede hacerse bajo tres condiciones. La primera, que se mantenga la licencia a Chevron, como todo parece indicar que sucederá, segundo, que el esfuerzo propio de Pdvsa se traduzca en la agregación de unos 100.000 barriles adicionales y tercero, que puedan concurrir otras empresas extranjeras que contribuyan con al menos 50.000 barriles.

Este comportamiento de la producción de petróleo en Venezuela está ocurriendo en mundo pleno de incertidumbre acerca de una oferta limitada, problemas de suministro debido a los ataques a embarcaciones en el Mar Rojo y menores estimaciones sobre la expansión de la demanda. Actualmente EEUU alcanzó su nivel máximo histórico de producción con 13.300.000 barriles diarios en 2023, muy por encima de Arabia Saudita y Rusia, quienes actúan conjuntamente en los recortes acordados por la OPEP.

Los obstáculos al transporte marítimo en el Medio Oriente le han sumado una prima de riesgo al precio del petróleo, que se ajustará a la baja si se restablece la normalidad en el tránsito marítimo. Por su parte, recientes estimaciones de la demanda basadas en las proyecciones del desempeño de la economía mundial, apuntan a un aumento cercano a 1.300.000 barriles diarios.

Para muchos analistas, el problema en los próximos años serían las restricciones a la capacidad de oferta debido a una merma de las inversiones y las políticas de protección al ambiente. En ese entorno nuestro país, tendría capacidad ociosa para aumentar significativamente sus niveles de producción y el petróleo sin duda, sigue siendo una gran oportunidad para el desarrollo de Venezuela.

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *